in

El mejor día de mi vida

El amor, el matrimonio, el darse el sí, todo es hermoso, y queremos que ese día nos salga todo perfecto, hasta los más mínimos detalles, pero no se puede controlar las fuerzas de la naturaleza, todo menos eso, por eso esta pareja de recién casados, estuvo realizando sus fotos de recuerdo junto al mar cuando de pronto el mar se los llevo, esto sí que quedara para el recuerdo, como para enmarcarlo.

La manipulación y el chantaje son los grandes enemigos en las relaciones amorosas.

Con una mirada así me roban el corazón